De Flores & Raíces

Escrito por Proyecto Viajar

La ruta Maya nos llevaba directo hacia el norte de Guatemala. Bajamos el ancla nuevamente en una isla, esta vez, de nombre con fragancia: Flores. Nos dispusimos a cansarnos subiendo y bajando escalones de una civilización que levantó templos como manos al cielo y en cambio, nos encontramos sentados románticamente emparejados en la terraza sobre el lago Petén Itzá, haciendo uso del músculo más fuerte que tenemos. La invitación al Restaurante Raíces fue la sorpresa más deliciosa que pudimos recibir, volviendo de Tikal, cansados, hambrientos y sedientos hasta los huesos.

RaicesFlores_0El recibimiento fue demasiado, hay que decirlo, no nos esperábamos que reservaran la mejor mesa para nosotros, pero, seamos sinceros… nos encantó! Un gesto muy lindo de su parte, más una vista panorámica  increíble de la ciudad, hicieron que nos sintiéramos protagonistas de una película romántica de los ’90. Efraín nos abrió las puertas para invitarnos a pasar una velada del recuerdo.

RaicesFlores_13La noche estaba en pañales y empezaban a desfilar los platos, los quesos y los tragos… Y este es un secreto de la casa que no se debe enterar nadie (sshhh), solo te lo contamos a vos: podés pedir el trago mágico que nos preparó Carlos (no está en la carta, se llama Limonada con Chaya), y redescubrir por qué la limonada es number one en refrescos.

RaicesFlores_10La idea era probar algunas delicias y especialidades de la casa, como lo son las fondues. Bien, a mi juego me llamaron. Tiene queso, tiene camarones, es perfecto. O sea, si una cazuela humeante de quesos derretidos en su punto justo, con frescos camarones nadando en su interior, no te tientan, estás en la sección equivocada del blog. 🙂 Si en cambio, acabás de tragar saliva, seguí leyendo…

RaicesFlores_17
RaicesFlores_16Si pusimos 3 fotos de la fondue es por algo, no se van a arrepentir de probarla! Hay 3 medidas, nosotros fuimos con la más chica, de entrada, y nos alcanzó para enamorarnos.
Como para no perder el hilo de la cuestión, Efraín nos preguntó si nos iba marchando la pizza, pero antes, ya nos había pedido un brochette mixto, este maître no pierde el tiempo y sí que sabe de recomendar platos. Entonces, repasemos… Arrancamos con Limonada con Chaya, la entrada de Fondué de quesos y camarones, 1 brochette mixto con ensalada agridulce y 1 pizza de 3 quesos al forno de leña, una imagen vale más que mil palabras:

RaicesFlores_21 RaicesFlores_22 RaicesFlores_24Como si esto fuera poco, luego de convidarnos con más Naranjada con Chaya (la otra versión del mismo trago, igual de riquísimo), la frutilla del postre, o más bien, el postre. Para mí es siempre uno de los mejores momentos de cualquier cena, lo dulce. Y cuando se trata de tortas caseras, estamos hablando mi idioma preferido. Entonces, hubo que elegir entre varias delicatessen tentadoras, y bueno, nos pudo el tan aclamado y siempre ganador: chocolate.

RaicesFlores_25Pero para que sepan, en la carta también hay cheese cake, tartas de fruta, una de muchas capas con dulce y crema, copa helada y fondué de chocolate blanco con frutillas y banana. Oh my Goddess! Definitivamente tenemos que volver a Flores y especialmente a Raíces, nos quedó mucho por degustar: pescados frescos del lago, churrascos y platos con pollo, pastas caseras, tacos de cerdo, pollo y salchicha, carnes con BBQ, tablones especialidad de la casa y una carta muy completa de tragos y jugos. También sirven desayunos y meriendas, con café caliente o frío y siempre tienen un torta especial del día.

RaicesFlores_8

No podíamos terminar de otra manera esta nota. Las tortillas de maíz, que acá y en muchos países de latinoamérica son como el pan nuestro de cada día, son caseras, artesanales mejor dicho, elaboradas a la vista, para que vayas degustando desde el principio, el sabor original de Guatemala, en el corazón del Lago Petén, en un lugar cálido, con un servicio excelente y sobre todo, gastronomía de primera. Bon apetit!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.