Guía de Hospedaje en Tailandia

Escrito por Proyecto Viajar

Guía de hospedaje de Tailandia

En nuestro viaje por Tailandia, buscamos hospedarnos en lugares cómodos que nos ayuden a sumergirnos de a poco en la cultura del lugar. Un alojamiento bien elegido, puede hacernos vivir una experiencia especial en un lugar, o bien, hacer el viaje más placentero y enriquecedor. Por eso creamos esta guía de hospedaje en Tailandia, un listado de todos los lugares donde nos hospedamos en nuestro primer viaje por el Sudeste Asiático (2019).

Vista desde la terraza de Ashi Boutique Guesthouse, Chiang Dao 🙂

Estos son los hospedajes de Tailandia que les recomendamos, están en orden según nuestro Itinerario de recorrido por Tailandia.

BANGKOK

En una ciudad como Bangkok es muy importante encontrar un lugar donde sentirse contenido, dentro de tanto caos. En esta guía de hospedaje en Tailandia les recomendamos lugares tranquilos donde puedan relajarse y que estén lo más “alejado” del ruido que inevitablemente escucharán todo el día paseando por la ciudad.

COOPER BANGKOK HOSTEL

El pintoresco hostel de Hana está ubicado en pleno barrio de Silom, a unos 4 km de Kao San Rd., (donde la mayoría de los extranjeros suele hospedarse). Lo mejor del hostel es sin duda la atención de Hana, súper amable y atenta. Nosotros nos quedamos en una habitación doble privada con baño: limpia, prolija y con detalles de decoración.

Desayunando en Cooper

Tiene buen wifi, aire acondicionado y un desayuno que consta de café, bananas, pan, mantequilla de maní, huevo duro, miel y mermelada. Este hostel tiene una muy buena relación calidad-precio, ubicado a tres cuadras de Silom Rd., conectado muy bien por sky train y autobuses con el resto de la ciudad. Lo que más nos gustó: el living desayunador lleno de plantas y con silla mecedora. Ver más.


ALL WE NEED IS HOSTEL BANGKOK

Las últimas dos noches en Bangkok, nos quedamos en este hostel manejado por Brian, un personaje muy divertido y emprendedor. La noche del sábado organizó una Pizza Party para todos los que estábamos hospedados ahí (pizza gratis) con juegos de mesa y cerveza a la carta en la terraza. Y esa es la mejor parte: la terraza! Subimos de noche a ver las estrellas y las luces de Bangkok entre rayos y una tormenta que no se resolvía.

Pizza Party!

El ambiente del hostel es muy chill out y relajado, especial para mochileros. El plus de este hostel es que tiene cocina completa. Lo que más nos gustó: la mega terraza con redes para acostarse mirando las estrellas. Además Brian nos contó que va a agregar un bar para las fiestas y reuniones. Ver más.


AYUTTHAYA

Llegamos en tren desde Bangkok y caminamos los 3 km hasta el hostel. Nos esperaba una estadía muy tranquila, que nos vino muy bien después de Bangkok. Ayutthaya es un lugar para quedarse un par de días y bajar un cambio antes de seguir viaje y eso hicimos. Y dentro de esta guía de hospedaje en Tailandia, este es uno de nuestros hosteles favoritos!

YIMWHAN HOSTEL & CAFÉ AYUTTHAYA

En la ciudad de los templos nos quedamos 3 noches en el hostel más lindo! Nos hospedamos en una habitación doble con baño privado, muy luminosa y con muchos detalles de diseño y decoración estilo industrial-vintage, pero sobre todo: funcional. Teníamos nuestra mesita para trabajar, buen wifi, una cama súper cómoda, tv, perchero, secador de pelo y una ducha espectacular.

Nuestra habitación en Yimwhan

El desayuno buffet incluído es muy completo: huevos, pan, cereales, jugo, café, delicatesen, bananas y dulces.

La joyita es que además de todo eso, tiene cocina completa, o sea, qué más se puede pedir! Si bien queda un poquito alejado del casco histórico, hay tuc-tuc que te llevan, o bien, como hicimos nosotros, podes hacer dedo y en 5´ deberías tener tu ride. Excelente relación calidad-precio sumado a la atención y el trato tan amable y cálido que nos dieron las chicas del hostel. Ver más.

PHITSANULOK

No podíamos llegar a esta ciudad en mejor momento: fin de semana de festival! Fue de casualidad, pero llegamos justo cuando había un Festival en honor al rey de Tailandia que incluía comida de feria local, show de luces, música y actuaciones con baile y luchas! A eso, le sumamos el Night Saturday Market en la Walking Street y la pasamos genial! Y el hostel elegido que ingresa a la selecta lista de esta guía de hospedaje en Tailandia es…

NAP CORNER HOSTEL PHITSANULOK

En Phitsanulok nos recibió Ekapon, el dueño de esta casa convertida en hostel. Nos alojamos en una habitación doble con baño privado, aire acondicionado, mesita de trabajo y cama muy cómoda. Ekapón ofrece café y galletitas como cortesía a la mañana para desayunar y se agradece siempre.


Ékapon es súper amable y atento y tiene una heladera compartida y microondas que vienen muy bien para salir del paso y tener agua fría. Lo mejor es la ubicación: llegamos a todos lados caminando, ya que está a 5 minutos del río Nan y de los templos más conocidos. El ambiente es relajado y la atención de Ekapon muy amable. Ver más.

SUKHOTHAI

Si los planes son recorrer el Parque Histórico, tenemos buenas noticias: es fácil llegar y hospedarse ahí mismo. La llaman “Old City” o Vieja Sukhothai y les recomendamos el lugar ideal para alojarse y pasar unos días de caminata o bici en el pueblo antiguo.

RESTING PLACE HOSTEL & CAFÉ SUKHOTHAI

Lo primero a destacar de este hostel es la ubicación: en pleno Parque Histórico de Sukhothai. Esto nos permitió recorrer las ruinas a pie, ir de noche al Parque y estar en el mismísimo centro de la acción. Nos quedamos en una habitación privada con baño compartido. Los dueños, agregaron un restaurante muy lindo y sirven todas las comidas.

Nuestra cena de cortesía en Resting Place

La atención por parte del dueño y la empleada es inmejorable, estuvieron en cada detalle y nos daban agua cada vez que la necesitábamos para hacernos un café o noodles instantáneos que nos salvaron más de una vez. Es un hostel con una vibra muy relajada, muy buena gente atendiéndolo y económico. Excelente relación calidad-precio. La comida del restaurante estaba buenísima! Ver más.


CHIANG MAI

Vinimos a Chiang Mai en bus desde Sukhothai y al llegar nos tomamos el bus B2 hacia el casco histórico. Si bien Chiang Mai rebalsa de opciones a la hora de buscar alojamiento, hay pocas opciones tan completas como Lullaby, con clase de cocina incluída!

LULLABY HOSTEL CHIANG MAI

Nos quedamos en habitación compartida de 6 personas, las camas son increíblemente cómodas y está equipada con aire acondicionado, ventilador, luz de emergencia, luz individual, enchufes individuales y lockers. No es un hostel de fiesta ni nada parecido, al contrario, acá la idea es relajarse y descansar. Tiene un jardín delantero muy chill donde también dan clases de yoga gratis. Los baños son cómodos, tienen jabón y champú y siempre estuvieron limpios.

Clase de Yoga gratuita para huéspedes 😉

El desayuno es muy completo y variado: huevos revueltos/fritos, panes, cereales, leche, café, snacks, fruta, pankakes, y algo bien típico de la región: arroz pegajozo, brochette de carne de cerdo y chorizo picante (no digas que no te avisamos!). Nos pasamos buenos ratos charlando con chicos extranjeros en el living que se presta para estirar las piernas. Además, tiene una zona de trabajo con muy buen wifi en todo el hostel. Ver más.

Relajando en el jardín

Lo destacado: la atención de Pim y los demás es excelente y la clase de cocina (hicimos Pad Thai) incluída en el servicio con cena y todo, fue la cereza del postre. Un hostel hermoso donde pasarse unos lindos días en Chiang Mai.

Los sábados y martes hay clases de cocina!

CHIANG DAO

La verdad es que este lugar lo sacamos de la Lonely Planet, que lo nombra al pasar, como una parada para acercarse a la naturaleza. Lo que no nos imaginamos es que la ibamos a tener frente a nosotros todo el día. Les queremos recomendar un lugar muy especial para nosotros, donde más que hospedarnos, nos conectamos. Si bien Chiang Dao hoy no está entre los lugares más famosos a visitar, lo será en unos años, y quizás, ya no sea lo que es hoy: un paraíso verde como pocos.

ASHI BOUTIQUE GUESTHOUSE CHIANG DAO

Oil nos recibió en una casa típica thai ubicada al pie del Monte Chiang Dao, la montaña de piedra más alta de Tailandia. Si bien muchos vienen acá a escalarla, y ella misma lo hizo varias veces, la verdad es que ni bien llegamos entendimos por qué eligió este lugar como su hogar. Ver más.


Llegar es enamorarse a primera vista del monte verde, el canto de los cientos de pájaros, el árbol de flores coloradas y la calidez de Oil y los demás. Más que un hospedaje, es una experiencia para todos los sentidos: por la mañana los gallos del vecino nos despiertan, el desayuno lo sirven en la terraza con vista plena al monte y la naturaleza invade todo.


Las chicharras anuncian la llovizna que es necesaria para mantener todo tan verde y el tiempo se frena con solo respirar profundo. Nos quedamos en una habitación enorme con una cama tan grande y cómoda que no nos dejaba levantar. Los servicios incluyen wifi, agua caliente, ventilador en la habitación y desayuno típico de la región (mango sticky rice, khao soi).

Mango Sticky Rice: arroz pegajoso con leche de coco y mango.

Además Oil está construyendo el café/bar en la planta baja, para que los huéspedes puedan disfrutar de su té orgánico de rosas y otras delicias.

Nuestra habitación familiar en Ashi Boutique Guesthouse 🙂

El lugar es ideal para los amantes de la naturaleza, que valoran una excelente vista. Nosotros nos dedicamos a contemplar el monte, la altura, los pájaros, las lagartijas y las mariposas. Está ubicado a unos 5 km del pueblo de Chiang Dao (se llega en taxi por us$4). Sin duda alguna les recomendamos que vivan esta experiencia única en la zona, con una ubicación privilegiada y mucha calidez humana.

Atardecer en Ashi Guesthouse

También ofrecen comidas, servicio de lavandería, masajes tailandeses y tours. Si vienen a escalar el monte, vengan de noviembre a febrero, sino, tómenlo como una especie de retiro espiritual, en el medio de la selva tailandesa, rodeado de palmeras y el sonido de las chicharras de fondo.


PAI

Si bien llegar a Pai fue toda una aventura, debido a las más de 700 curvas que tiene la ruta, creemos que vale la pena la visita. No solo porque ahí comimos una de las mejores hamburguesas del mundo, sino por el ambiente hippie, el río, las vistas a las rice fields, los atractivos de los alrededores (Cañón, cascadas, etc.) y la variedad gastronómica que ofrece!

COMMON GROUNDS HOSTEL PAI

Este hostel tiene dos características muy destacables: la ubicación es inmejorable (a 1 cuadra de la calle principal donde se llena de puestos de comida a la tarde-noche) y la buena onda y predisposición del staff. Cada noche, a las 9 pm, hay una persona encargada de llevar a todos los huéspedes que quieran salir a recorrer, de paseo por los mejores bares (Bar Crawl, le llaman), no sin antes convidar chupitos en el mismo bar del hostel. También tiene un programa de voluntarios, si les interesa quedarse unas semanas a cambio de trabajo light, contáctense con ellos!

Lo que está buenísimo es que sin ser un hostel de pura fiesta, invita a salir, pero si te quedas a descansar (como lo hacíamos nosotros) a partir de las 21 hs. se bajan todos los volúmenes. Esto sumado a que las habitaciones son de estilo moderno industrial, luminosas y grandes (por lo menos las privadas), hacen que sea la mejor opción de hostel en Pai. La cereza del postre: la mesa de pool! Ver más.


MAE SALONG

Salimos desde Pai en minivan (B150), nos bajamos en el mercado del cruce con la ruta 107 (Mae Ma Lai Market), ahí tomamos un autobús local hasta Fang, en la misma terminal tomamos otro Songthaew hasta Tha Ton, caminamos 10 minutos y tomamos el Songthaew de las 12.30 hs. hasta el (no tan) famoso pueblito de Mae Salong, en medio de la montaña. Llegar a este pueblo fundado por chinos tampoco fue tan sencillo, pero sin dudarlo un segundo vale cada km recorrido.

Atardecer desde la habitación del Baan Hom Muen Li

BAAN HOM MUEN LI RESORT MAE SALONG

Quedarnos en este lugar fue gran parte de la experiencia Mae Salong, o sea, la mayoría de los hospedajes seguramente tenga buenas vistas, pero como este ninguno. Sobre todo si alquilás una habitación del 2do o 3er piso!

Yendo a la habitación… no, no es una ilustración: es real!

Entramos y no podíamos creer lo que veían nuestros ojos: ventanal gigante con balcón-terraza (mesita y sillita incluida ideal para mates/té) con plena vista al valle verde y las colinas revestidas en plantaciones de té y arroz. Sin contar que la habitación es de estilo chino-tailandés, con una cama comodísima, cortinas black-out, ducha caliente, tv gigante, pava eléctrica y heladera! O sea, teníamos todo lo que podíamos necesitar y más.

Qué nivel la piba 🙂

Obviamente que nos la pasamos sentados en el balcón observando el paisaje una buena parte de la estadía (4 noches). Creemos que si vas a Mae Salong, deberías hospedarte en el Baan Hom Muen Li, porque a todo eso que dijimos más arriba, le agregamos un desayuno completo: té, café, pan, mermelada, fruta, típicos noodles yunaneses y buñuelos con forma de “H” con sabor parecido a nuestra torta frita que son una delicia y bien típicos de la región. Ah! Sí, el desayunador también es con vista a la montaña claro.

Si pudieran escuchar los pajaritos…

El es riquísimo y podés comprar para llevarte en la tienda de té que tiene Nini con su marido (los dueños del lugar). Leer más.


PHUKET

Salimos de Mae Salong en un Songtheaw a las 9.30 am que nos dejó en Mae Chan 40 minutos más tarde. Nos bajamos y teníamos otro Songtheaw esperando llenarse justo enfrente, lo tomamos y arreglamos que nos llevara hasta el mismísimo Aeropuerto de Chiang Rai por 50B c/u, una ganga. Volaríamos a Phuket (sur de Tailandia) a las 13.40 pm en un vuelo de AirAsia de 2 hs. para acelerar un poco la bajada hacia las playas del país.

Atardecer en Bang Tao Beach (la playa a 1 minuto del hostel)

CHILLHUB HOSTEL PHUKET

Nuestra primer parada en Phuket fue la playa de Bang Tao, en la costa oeste de la isla, a unos 20 km al sur del aeropuerto. Para llegar, tomamos el Smart Bus en el mismo aeropuerto hasta el Tesco Lotus Choengtalay y de ahí caminamos 2 km hasta el ChillHub. También se pueden tomar un túk-túk si vienen con equipaje o no quieren caminar.

Nos la pasamos yendo del mar a la pileta. La ubicación del hostel es ideal para eso: está a 1 minuto a pie de las arenas blancas de Bang Tao Beach. En realidad tiene todo cerca: restaurantes, 7eleven, playa, locales de ropa por si te olvidaste la malla (como yo) o cualquier cosa que necesites para esos días en el agua. Tiene una pileta donde aterrizábamos cada noche para terminar de relajarnos, con agua tibia!

El hostel solo ofrece habitaciones compartidas, son muy cómodas, con cortinas para la privacidad, luz personal, lockers y baños muy limpios con ducha caliente y todo. La corona: el desayuno de 8 a 11 am con café, té, cocoa y pan tostado con manteca y mermelada. La zona de la pileta tiene hamacas y un jardín hermoso que invita al relax. Ver más.

WONDERFUL POOL HOUSE AT KATA, PHUKET

Dentro de un viaje largo, siempre hay un momento donde decidís tomarte unas vacaciones. Y este fue nuestro lugar: Kata Beach, en Phuket. Llegamos desde Bang Tao en bus local y nos recibió el monzón con toda su fuerza.

Aunque llegamos con lluvia, un chapuzón no se le niega a nadie! 🙂

Aprovechamos a descansar, relajarnos en la pileta cuando no llovía y cocinar! Sí, porque el departamento que nos ofreció Gift estaba súper completo, era como un loft: cama king size, sofá afelpadito y tv, armario, mesa con sillas, baño completo con ducha caliente y cocina con microondas, anafe, heladera y pava eléctrica. Qué más se puede pedir?

Abrir las puertas y tirarte de clavado a la pile no tiene precio 🙂

La frutilla del postre es definitivamente la pileta! Nuestra habitación en planta baja tenía puerta con salida directa a la zona del solarium, a 3 mts de la pile. Nos dieron toallas para la playa, paraguas, nos trataron como reyes! Además hacen la limpieza diaria y nos brindaron toda la información para movernos por la zona.

Kata Beach, a 10´de la Wonderful Pool House

Desde ahí hasta Kata Yai Beach son 10 minutos a pie, nosotros también fuimos hasta Karon Beach y Kata Noi, las playas vecinas. Además, les recomendamos subir al Karon View Point (1 hora de trekking). Para comer, hasta el mercado nocturno son 5 minutos a pie! O sea, se los recomendamos no solo por ubicación y relación calidad-precio, sino porque es un lujito que nos pudimos dar y a veces el cuerpo te lo pide. Más info.

1 Comentario

  • Hola chicos, nos vimos en el Dont tell mama bar en Cherating, muy bueno vuestro blog. Sigues viajando es lo mejor que hay en la vida, vamos a tomar vuestros consejos para los hoteles y restaurantes en Tailandia. Esperamos crucarmos de nuevo en las rutas del mundo. Un abrazo muy fuerte y suerte a vosotros

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.